Quiénes Somos

Quiénes

Somos

a

Ainhoa Alejaldre

Ella es nuestra Directora Pedagógica: aunque de padres españoles nació en Nueva York EE.UU. en (1983). En el año 2010 durante un viaje de trabajo, descubrió Tenerife y en particular El Monasterio y se quedó enamorada de la Isla y el Espacio para siempre. En el año 2021 traslada definitivamente su residencia a la Isla desde Boulder, en el estado de Colorado, EEUU.

Cuando en 2022 comenzó a trabajar en este sueño que hoy es la Monasterio Nature School, sólo tenía un alumno. Pero poco a poco, con el boca oreja, cada vez había más personas interesadas. Los alumnos eran felices aprendiendo en la naturaleza al tiempo que aprendían inglés casi sin darse cuenta. Se realizaban miles de actividades como Casas para hadas que luego se exponían en los jardines del Monasterio, hasta juegos con barro, comederos invisibles para pájaros y arte etéreo de mándalas con rocas
volcánicas. Todo esto se realizaba de forma espontánea y casi sin organizar.
Y entonces surgió la magia, Ainhoa compartió de manera casual lo que hacía con uno de nuestros cocineros y este a su vez con el nuevo Director del Grupo Columbus que estaba buscando a alguien que diera vida y actividades a los espacios naturales con los que contaba el complejo de restauración El Monasterio.

Nota de la Directora

Vivimos en una era en la que nos hemos dejado seducir por los medios audiovisuales y hemos delegado el aprendizaje sobre el medio ambiente en la tecnología. Pero la tecnología no puede sustituir las experiencias que un niño aprende en la naturaleza.
Por ello, es esencial ayudar a nuestra infancia a recuperar el contacto con la naturaleza y de ese modo fomentar un buen desarrollo físico, relacional, emocional e intelectual, para ayudarles a ser más fuertes, resilientes y a estar menos estresados en su día a día.
Nature School at Meson Monasterio

Así surge la Monasterio Nature School, un proyecto para la realización de actividades lúdico-formativas en la naturaleza realizadas en inglés la forma ideal de hacer que los peques aprendan a valorar el entorno al tiempo que se vinculan emocionalmente a una lengua que no es la suya propia de una forma natural.