Fundamentación Pedagógica Monasterio Nature School

a

El cerebro aprende de forma integral y está demostrado que pasar tiempo en la naturaleza tiene beneficios cognitivos y emocionales para los niños.

Es por ello que somos mucho más que una academia de inglés, pues nuestras clases tienen lugar en un enclave natural protegido, de una belleza excepcional, en donde nuestros niños y niñas se benefician de pasar tiempo en la naturaleza, adquiriendo una segunda lengua, de modo natural, mientras corren, juegan, se ensucian y en definitiva se convierten en pequeños exploradores.

Los espacios naturales en los que tienen lugar nuestras clases permiten que nuestros alumnos, corran, jueguen, se ensucien,trabajen sus habilidades sociales, interactúen con animales y sean pequeños exploradores mientras se encuentran en un ambiente de inmersión total en inglés.

El cerebro aprende de forma integral y está demostrado que pasar tiempo en la naturaleza tiene beneficios cognitivos y emocionales para los niños.

Es por ello que somos mucho más que una academia de inglés, pues nuestras clases tienen lugar en un enclave natural protegido, de una belleza excepcional, en donde nuestros niños y niñas se benefician de pasar tiempo en la naturaleza, adquiriendo una segunda lengua, de modo natural, mientras corren, juegan, se ensucian y en definitiva se convierten en pequeños exploradores.

Los espacios naturales en los que tienen lugar nuestras clases permiten que nuestros alumnos, corran, jueguen, se ensucien,trabajen sus habilidades sociales, interactúen con animales y sean pequeños exploradores mientras se encuentran en un ambiente de inmersión total en inglés.

Fundamentacion-3
Fundamentacion-4
Fundamentacion-1
Fundamentacion-2

Nuestra metodología de adquisición del inglés como segunda lengua está basada en el método Natural, en el que respetamos el orden en el que se adquiere la lengua materna: escuchar, hablar, leer y por último escribir.

Pero nuestro objetivo fundamental, es que un día nuestros alumnos puedan mirar atrás y recordar estos momentos que compartieron en Monasterio Nature School, como algunos de los más felices de su infancia, porque el aprendizaje más poderoso siempre va unido a las emociones más bonitas.

Hemos unido los beneficios de pasar tiempo en la naturaleza, con una pedagogía innovadora, basada en las principales teorías de aprendizaje del cerebro, para así promover la creatividad, relativizar la ansiedad de nuestros alumnos en su día a día y crear una fundamentación en valores, como la atención, el respeto, la capacidad de escucha o la capacidad introspectiva.

Como parte fundamental de la clase, contemplamos un lugar para poder realizar un trabajo socio-emocional y en el que poder trabajar estructuras gramaticales a través de la PNL y ampliar el vocabulario de modo divertido.

Todo ello lo hacemos proponiendo actividades divertidas, en las que el resultado de las mismas no está predeterminado, pudiendo así contemplar los estados de animo de nuestros alumnos. No nos dejamos llevar por la consecución de objetivos, sino que nuestro planteamiento es poder proporcionar un espacio mental y un lugar físico, en el que nuestros alumnos pueden fluir. Para ello, nuestras clases son de una duración de 75 minutos.

Clases de 1 hora y 15 minutos de inmersión total en inglés, con profesores nativos una vez a la semana. Con un máximo de 10 alumnos por grupo y las siguientes ventajas: acceso a huerto ecológico, acceso a los espacios abiertos de aprendizaje multisensorial, acceso a nuestro espacio de aprendizaje creativo Barn Life. Además, un curso de formación intensivo en cuidados y alimentación de los animales de la granja y otro en conocimiento y mantenimiento de flora y fauna.